Refrito

Acá les dejamos una nota de nuestro editor estrella, Ignacio Izaguirre, de la anterior edición del BAFICI, donde se estrenó The Rati Horror Show (Enrique Piñeyro, 2010).
Para los que no la vieron o quieren volver a verla se proyectará el sábado 16 de abril a las 17:00 hs en el BAFICI al aire libre (Pasaje Carlos Gardel 3100)

No te la pierdas, Cine Refresco te la recomienda. Enjoy!

Viva Piñeyro

Es facilísimo hablar mal de El rati horror show. Es fácil empezar por la autorreferencia casi megalómana de Piñeyro. Esa patología ha dado grandes directores y grandes películas cuando la padecen personas carismáticas, hermosas o encantadoras. Piñeyro no es nada de esto.

Su narcisismo lo lleva a querer ser todos los héroes. Sacando conclusiones frente a un auto baleado emula al fiscal Garrison de JFK. Se desespera por tener la oportunidad de decir “back and to the left, back and to the left”. Se reclina en su sillón y pretende argumentar incisivamente. Pretende impresionar a la cámara.
Juega a Rambo con un pañuelo en la cabeza mientras monta un ridículo despliegue de tecnología. El objeto es demostrar lo que no estaba en duda: que las balas hacen mucho daño.
No evita hacer de Gandalf por un ratito al hacer desaparecer unas balas con un soplido.

Pero en su desesperación por ser idolatrado es capaz de enfrentarse a personas siniestras con este documental de título horrible.

Eso sí lo convierte en héroe.

Criticar esta película por su forma es una inmoralidad, un snobismo y una tilinguería. Es ponerse del lado de asesinos y mafiosos sólo para no dejar de pertenecer a una elite iluminada, para no ser confundido con la chusma. Esta vez el contenido se impone, esta vez no es rojo, es sangre.

No hay nada más angustiosamente frustrante que la injusticia. Es muy posible que cuando se estrene este documental se corrija una. La banda perversa de pistoleros deberá dejar la policía y algunos irán presos. Tres jueces patéticos pasarán, al menos, un mal rato. La TV deberá revisar (pero no lo hará) las versiones policiales antes de copiarlas. El público perderá (por unos minutos) la inocencia.

Los investigadores Pablo Tesoriere y Pablo Galfré son héroes. Piñeyro también. Quizás haya miles de anécdotas sobre lo desagradable y jodido que es como persona. Quizás sea un tipazo. Pero ahora se ganó en buena ley los aplausos que tanto añoraba. Otros, con las mismas aspiraciones pero menos coraje, pretenden esos aplausos denunciando pequeños coimeros y transas de cuarta.

Negarles a los tres la ovación que se merecen en nombre de una supuesta ética formal es de miserable.

By Ignacio Izaguirre

La nota se publicó originalmente en Hataricine.

Resumen:

Anuncios

One Comment on “Refrito”

  1. […] se estrenó El rati horror show en el BAFICI 2010, escribí esta nota. Creía que iba a ser el defensor solitario de un héroe despreciado por críticos esclarecidos, […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s